Mis rincones: Cannes, el glamour de la Costa Azul

Mayte BC

La Costa Azul siempre me llamó la atención, desde que de pequeña veía películas antiguas donde hombres muy guapos y mujeres elegantes vivían aventuras entre fiestas y coches deportivos. Además me gustaba el paisaje de pequeñas calas y montañas que daban al mar. Cuando por fin la visité, no me decepcionó.


No hay nada nuevo que pueda añadir sobre estos lugares de los que tanto se ha escrito, así que contaré mi experiencia.

Al llegar a Cannes lo primero que hicimos fue dar un paseo por el Boulevard de la Croisette. Se trata de un encantador paseo marítimo donde están los grandes hoteles y también el Palacio de Festivales y Congresos dónde se celebra cada año el festival de cine. Allí se puede pisar la alfombra roja y sentirte como una estrella más, cosa que naturalmente yo también hice.

Si lo que se busca es un alojamiento más asequible, tan sólo un par de calles por detrás de la Croisette se pueden encontrar pequeños hoteles y hostales con una buena relación calidad-precio.

No se puede dejar de pasear por este boulevard ni sentarse en las sillas que están disponibles gratuitamente a lo largo del mismo para todo aquel que quiera darse un respiro y contemplar el mar… O los coches deportivos y los elegantes clientes de hoteles como el Carlton o el Martínez. Los hoteles de la Croisette son de lujo y cuentan con sus propias zonas privadas en las playas, aunque no es necesario ser cliente para utilizarlas. Se pueden alquilar tumbonas y hamacas aunque no te alojes allí. No obstante, si lo que se busca es un alojamiento más asequible, tan sólo un par de calles más atrás se pueden encontrar pequeños hoteles y hostales con una buena relación calidad-precio, como el hotel Brimer. Lo mismo podemos decir de los restaurantes. Si quieres lujo, se puede encontrar fácilmente, pero si buscas unos precios más razonables y te gustan los locales con aspecto tradicional, es buena idea visitar el restaurante Pastis, cerca también del paseo de la Croissette.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Escaparate de la pastelería Ladurée

Tampoco hay que perderse un paseo por el barrio de le Suquet, la ciudad vieja, con su iglesia de Notre-Dame d’Espérance del siglo XVI y unas maravillosas vistas del mar y la ciudad. También se encuentra allí el museo de la Castre, construido sobre las ruinas de un castillo medieval y considerado monumento histórico.

Como se puede uno imaginar, en Cannes se pueden encontrar todo tipo de tiendas de lujo, pero la tienda que no pude dejar de visitar fue la pastelería Ladurée, con sus cuidados escaparates y sus deliciosos macarons.

Direcciones:

Hotel Intercontinental Carlton, 58 Boulevard de la Croisset
Hotel Martínez, 73 Boulevard de la Croisset
Hotel Brimer, 9 Rue Jean Daumas
Pastelería Ladurée, 79 Rue d’Antibes
Restaurante Pastis, 28 Rue de Commandant André


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s